Menú Cerrar

La equidad de género en las empresas impulsa los derechos de las mujeres trabajadoras

En el Día Internacional de los trabajadores (1 de mayo), queremos destacar la importancia que tiene la aplicación de un enfoque de género en los entornos laborales para disminuir las brechas económicas y prevenir las violencias a las que se encuentran expuestas las mujeres. 

Mujer trabajadora del trapiche de la vereda el Rubí, en el municipio de Yolombó – Antioquia Colombia

La crisis del Covid 19 ha tenido efectos negativos para toda la sociedad, pero especialmente para las mujeres. Hoy más que nunca las empresas, los gobiernos y las organizaciones civiles deben unirse para lograr mejores condiciones para ellas.  

La pandemia ha hecho visible una realidad que debemos transformar: las mujeres trabajadoras además de las actividades remuneradas, son casi siempre las responsables de las tareas domésticas y del cuidado. Esta situación obedece a estereotipos de género que debemos cuestionar en las familias, y en la sociedad.   

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible prioriza la equidad de género como uno de sus objetivos. Además de hacer parte de las metas de sostenibilidad global, apostar por la equidad de género en el mundo laboral tiene un impacto positivo en el desempeño financiero de las empresas: las medidas integrales que buscan mejorar las condiciones de las mujeres en las empresas aumentan en un 25% el retorno sobre los activos (Aequales, 2020).   

Comprometerse con la equidad de género implica reconocer la importancia del cuidado y su rol en el crecimiento económico. Según la CEPAL (2021), invertir en infraestructura de cuidado es positivo para la economía pues amplía las posibilidades de desarrollo de los países al liberar tiempo de las mujeres. 

El proyecto Vamos Tejiendo liderado por Pact y financiado por el USDOL, tiene como meta promover el trabajo decente de las mujeres que pertenecen a la cadena de valor de las flores y la panela en Colombia. Actualmente ha iniciado alianzas con empresas, particularmente del gremio de las flores, para potenciar e incluir en las políticas empresariales el enfoque de género desde 3 áreas: 1) promover un ambiente laboral que permita que las mujeres accedan y permanezcan en un empleo que posibilite el desarrollo de sus capacidades técnicas y sociales, 2) cualificación de las empresas en igualdad de género y normatividad laboral, 3) el desarrollo de proyectos, programas e iniciativas que consoliden prácticas institucionales de equidad de género e inclusión social al interior de sus organizaciones. 

Estas acciones, pretenden generar compromisos desde las empresas para que incluyan dentro de sus políticas laborales el impulso a la autonomía económica de las mujeres, la prevención de las violencias contra las mujeres, y el reconocimiento de las actividades del cuidado como un fenómeno que es determinante en la participación social, económica y política de las mujeres. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *